NOTICIA

Sonia Camello, líder en el DCOOP CB Andújar

CBAndújar,DCOOP,SoniaCamello
Hoy repasamos la trayectoria de Sonia Camello, capitana de nuestro equipo DCOOP CB Andújar en Liga N1 Femenina

Comenta brevemente tu trayectoria como jugadora, a qué edad y donde empezaste a jugar y los clubes donde has militado.

Mi etapa deportiva en el baloncesto comenzó en la liga de colegios, que se disputaba en esa época en Andújar en categoría minibasket, con 10-11 años. Ya en categoría infantil hicieron una selección y empecé mi andadura en el Club Baloncesto Andújar. A partir de ahí jugaba con mi equipo las ligas provinciales acudiendo todos los años a los sectores de Andalucía y cosechando muy buenos resultados. En categoría cadete fui seleccionada para jugar en la selección Andaluza, jugando el campeonato de selecciones a nivel nacional aquí en Andújar. La última categoría que jugué fue la junior ya que tocaba marcharse a estudiar fuera.  Mi vuelta fue 12 años después, a los 30 años, en liga provincial con dos parones por medio por tener a mis dos hijos, y alternaba embarazo y baloncesto hasta el día de hoy que llevo dos años jugando en categoría Primera Nacional Femenina y sí, siempre con mi C.B. Andújar.

Como actual jugadora del Primera Nacional Femenino. ¿Cómo calificarías la temporada actual y que se siente al ser partícipe de la plantilla que la temporada pasada debutaba por primera vez en la historia del club en la tercera categoría del basket femenino español?

La temporada actual para nuestro equipo está siendo muy positiva respecto al año anterior, posicionándonos en la mitad de la tabla clasificatoria. El equipo va madurando respecto a la temporada pasada, tenemos un equipo muy joven, con Juniors y cadetes y tres senior, donde el primer año costó el acoplarnos como equipo y el adaptarnos a ésta categoría, pero con el gran trabajo del cuerpo técnico y el conocernos dentro de la cancha hemos conseguido afianzarnos como EQUIPO.

Para mí el militar en ésta categoría y en mi club me parecía impensable. Cuando hace doce años me propusieron volver a jugar en liga provincial y diez años después jugar en Primera Nacional Femenina suponía un reto, ya que con 40 años, cuando ya estás terminando de competir, porque la edad te va limitando, cuenten conmigo para estar al principio de ésta iniciativa importante y necesaria para el baloncesto femenino del Club Baloncesto Andújar supone todo un orgullo.

También eres madre de dos hijos y trabajas a tiempo completo, ¿Cómo compaginas tu vida privada, laboral con tantos entrenamientos y desplazamientos?

Tengo la gran suerte de que mi esposo Gabriel me apoya en todo, es también un apasionado del baloncesto como yo, incluso dejó su faceta como 2º entrenador del club después de muchos años con un mismo equipo, para que yo pudiera jugar y así poder compaginarlo con nuestros hijos.  Y también tengo  la suerte de que a mis peques les encantar bajar al pabellón para verme jugar y animarme y después bajarse a la cancha después de cada partido para imitarnos y tirar a la canasta, por lo que lo vivimos en familia.

Por otro lado también nuestro entrenador, Manolo Rodrigo, me da todas las facilidades posibles y es totalmente flexible con mi situación, por lo que me permite compaginar mi trabajo y mi familia con el poder bajar a entrenar dos días en semana e ir a los desplazamientos que pueda, que son pocos, la verdad, pero al trabajar a tiempo completo se me hace más complicado.

El pasado mes de Diciembre fuiste la candidata del CB Andújar como mejor deportista local, ¿Qué significa para ti ese reconocimiento después de toda una vida ligada a éste club?

Para mí fue todo un orgullo poder representar a mi club en la Gala del Deporte y desde aquí agradecer a las personas que decidieron proponerme como candidata a éste galardón. El baloncesto ha marcado para bien mi infancia y parte de mi juventud, mis amistades, y hasta mi marido y yo nos conocimos “jugando al baloncesto”, siendo muy jóvenes, por lo que para mí el acudir a éste acto como nominada significa el culmen y reconocimiento al resumen de mi vida deportiva.

Sabemos que provienes de una familia deportista y en su gran mayoría muy ligada a éste club, ¿Te ayudó ese ambiente de baloncesto para decantarte por éste deporte?

Mis primeros recuerdos con el baloncesto me vienen siendo pequeña, con 10-11 años en casa de mis padres, donde mi hermano Javi en la cochera tenía una canasta de hierro, que sólo estaba el aro amarrado a una columna y se juntaba con sus amigos y compañeros de equipo como  Javi “El Quico”, Juan Carlos Blanco, Diego y algunos más para echar sus pachangas en un espacio muy reducido, donde su pasión por el baloncesto no les impedía jugar y disfrutar en aquella cochera y yo siempre estaba por allí observando y aprendiendo. Tal ha sido la unión con el club que mi hermano Javi ha sido Presidente del mismo. Por otro lado mi hermano Juan Carlos jugaba a balonmano y mi padre un gran apasionado de todos los deportes.

¿Cómo valorarías toda una vida vistiendo los colores del CB Andújar?

El representar toda una vida los colores del C.B. Andújar, para mí significa compromiso, respeto, compañerismo y orgullo.  Nuestro equipo femenino desde que era infantil a junior se ha caracterizado por estar siempre entre unos de los equipos más respetados dentro de la provincia y de Andalucía y eso se consigue a base de sacrificio, buen trabajo y pasión por éste deporte intentando llevar el nombre de CB Andújar siempre a lo más alto.

Por último, ¿Qué recuerdos destacarías sobre todos estos años ligados al baloncesto isturgitano y a quién destacarías?

Siempre recuerdo los sectores de Andalucía, donde quedábamos siempre entre los 4 primeros equipos de Andalucía y en el año 91-92 quedamos subcampeonas, ganando el intersector en Palamós y asistiendo al campeonato de España en Tenerife, representando a Andalucía pero sobretodo al CB Andújar. Esta experiencia para mí es inolvidable.

En todos estos años he compartido muchos momentos buenos y momentos de trabajo con mis compañeras de equipo y con mi entrenador, como se suele decir, de toda la vida, Juan Manuel Gómez que me ha visto crecer personal y deportivamente y que ahora somos amigos y que me sigue viendo jugar, a mis 42 años.

De ésta última etapa como jugadora siempre recordaré a “mis niñas”, que podrían ser mis hijas, a las que espero haber servido de ejemplo para que nunca pierdan la ilusión y el compromiso por jugar al baloncesto y como no destacar a mis senior Alicia y Lida, que son madres como yo y también saben lo que es compaginar ésta pasión con la vida familiar y Ana Belén, que aunque es nuestra entrenadora ayudante para mí es una compañera y amiga.


Colaboradores: David Criado Lagain Dirroser McDonald´s Andújar Ociosur